TRABAJO DE FUERZA PARA CROSSFIT

TRABAJO DE FUERZA PARA CROSSFIT

La fuerza y el rendimiento en crossfit.

En otras entradas hemos hablado de la influencia del trabajo aeróbico y de cómo nos puede ayudar a mejorar nuestro desempeño en el Crossfit. En la misma línea, es importante que trabajemos la fuerza encaminada al aumento del rendimiento, y no solo buscando un RM (fuerza máxima) mayor. Es por esto  que hemos de entender que la fuerza, aunque podría parecer que no tiene influencia en la resistencia, está muy relacionada con esta cualidad y por lo tanto es un factor a tener en cuenta en la mejora del rendimiento en crossfit. Es muy importante  que el trabajo de la fuerza se ajuste a las necesidades de este deporte y por lo tanto se trabaje de manera que consigamos sacarle el mejor beneficio posible.

Cómo trabajar la fuerza en crossfit.

Como idea principal hemos de tener en cuenta que cuanto más fuerte sea un atleta, mas resistencia tendrá ante cargas elevadas en términos absolutos, pero menos en términos relativos. Por lo tanto, un competidor con una fuerza máxima muy desarrollada podrá soportar una carga pesada durante más tiempo que otro que no tenga un desarrollo de la fuerza tan pronunciado. Sin embargo, este último, será capaz de levantar más veces cargas medias de su RM que un atleta que una fuerza máxima mayor.

Mejorar la resistencia a cargas elevadas.

Así pues, un entrenamiento destinado especialmente al aumento de la fuerza máxima mejora notablemente la resistencia a grandes cargas respecto al nuevo nivel de fuerza. Pero un entrenamiento que  se ejecute con un alto número de repeticiones mejora la fuerza máxima en menor grado, pero permite una resistencia relativa superior respecto a la fuerza máxima conseguida.

En cualquier caso, la mejora de la fuerza máxima en un atleta lleva consigo la posibilidad de mantener por más tiempo la fuerza necesaria a aplicar o la aplicación de más fuerza en el mismo tiempo. Lo que en cualquiera de los casos significa una mejora de la resistencia a la fuerza.

Este planteamiento nos indica que los programas que se basen en el entrenamiento de la fuerza a través de los típicos entrenos de pocas series y pocas repeticiones a cargas muy elevadas nos ayudaran,  pero han de mezclarse con programas que aunque busquen la mejora de la fuerza, no sean tan específicos y ahonden mas la búsqueda a través de las repeticiones que de la carga utilizada.

Esto se puede hacer de diferentes maneras, por lo que no hay un método único para conseguir nuestro objetivo y por lo tanto es importante buscar hasta encontrar el entrenamiento que mejor se nos adapte.

Bibliografía:
Juan José González Badillo y Esteban Gorostiaga Ayestarán
Fundamentos del entrenamiento de la fuerza.
Aplicación al alto rendimiento deportivo.
editorial. INDE